Margarita

Margarita

Comúnmente llamada chiribita o margarita común, es una planta herbácea nativa del centro y norte de Europa, donde es la más común de las plantas, y es una hierba muy utilizada a efectos decorativos mezclada con el césped.

“Aquella de belleza poco común”

Sus flores surgen de tallos sin hojas de 2 a 10 cm de altura, tienen de 2 a 3 cm de diámetro de pétalos blancos, algunos se presentan con la punta roja y el disco central amarillo.

 

Hay que tener en cuenta un par de consejos importantes para el cuidado de esta planta; la primera es que su riego debe ser abundante en su período de crecimiento, sobretodo en verano cuando hace mucho calor, debe ser abonada con estiercol maduro, también acepta abonos líquidos y debe estar expueasta a la luz con sol y semisombra.

Margarita para todo

Esta flor es un popular remedio contra muchas enfermedades y tiene gran variedad de aplicación, es tradicionalmente utilizada para las heridas, ampollas, quemaduras y para la disminución de inflamaciones. Las partes más comunes para su utilización son las hojas, las flores y las raíces, aunque estas últimas son las que menos uso se les da.

 

También es una planta apta para darle un uso comestible, se puede consumir sus hojas en ensaladas habitualmente mezclada con diente de león e hinojo.